REFLEXIÓN SOBRE LA RESOLUCIÓN 2361 DEL CONSEJO EUROPEO DE 27/01/2021
El Triunfo 
icono de búsqueda de contenidos
El Triunfo

REFLEXIÓN SOBRE LA RESOLUCIÓN 2361 DEL CONSEJO EUROPEO DE 27/01/2021

Una breve reflexión sobre algunos puntos de esta Resolución.

ANGEL FANTAUZZI | 2 feb 2021


REFLEXIÓN SOBRE LA RESOLUCIÓN 2361

DEL 27/01/2021 DEL CONSEJO EUROPEO.-

Por: Angel Fantauzzi

 

Esta evaluación a título personal es la que puede hacer cualquier ciudadano con algunas dudas e inquietud por conocer la verdad.

En el primer artículo ya tenemos un inconveniente; se da por hecho de que estamos padeciendo una pandemia (Covid 19) producida presuntamente por un coronavirus SARS-COV-2 que ha causado mucho daño a la población mundial, registrándose numerosos casos dentro de los cuales resalta un número significativo de fallecimientos. Eso es lo que se nos viene diciendo.  Pero para confirmar de que esto es así, no se nos dice en que proceso de investigación científica se respalda dicha afirmación. Según lo que expresan algunos científicos, cuando surge una situación de estas características, se debe aislar el virus, hacerlo cumplir los postulados de Koch para conocer sus características y los síntomas que provoca al afectado y en cada nuevo caso, debe de cumplirse al 100% los síntomas resultantes del estudio realizado. Tampoco es seguro que todos los casos registrados se deban a Coronavirus, porque de lo que sabemos las técnicas de evaluación utilizadas más comunes, son los Tests PCR; Tests por cierto, inespecíficos y manipulables, que pueden dar como resultado o hacer dar, falsos positivos por cualquier tipo de infección de índole respiratoria u otras. Ahora, hay que distinguir dos condiciones: la de los profesionales que trabajan por la verdad y su único afán es promover la curación de sus pacientes e investigar para ello; y por otro lado están los profesionales que  trabajan para aquellos que con su poder intentan multiplicar sus riquezas sin importarles demasiado que los afectados se curen o se mueran; para ellos somos solo números y cuanto más grandes sean esos números más se justifica su intervención.

En el segundo artículo tenemos dos aspectos para observar: las vacunas y en segundo plano, porque se mencionan, los elementos y acciones de protección individual. De las vacunas que actualmente se nos presentan, se nos dice que son las apropiadas para combatir el virus, pero no se nos dice nada más y lo tenemos que aceptar porque son los expertos que las proponen y ellos tienen el conocimiento que nosotros no tenemos, pero les falta sabiduría porque de la vida poco aprendieron, porque anteponen el dinero a la salud, despreciando y censurando otras alternativas de comprobada efectividad pero que no generan grandes ganancias. Se ha observado públicamente en recientes acontecimientos, el interés de ofrecer las dosis de vacunas al mejor postor por parte de cierto fabricante, arriesgando al fracaso de compromisos ya adquiridos con la consecuencia de provocar un irreparable desabastecimiento. Esto nos deja claro que está en juego con esto de las vacunas. Además, son vacunas que no inspiran nada de confianza, ya que por los efectos segundarios, se sabe de algunos casos de fallecimientos sucedidos después de recibir la vacuna, 23 ancianos en Noruega; 55 en EEUU; y 1 caso de 28 años. Pero no es esto lo más importante, que en realidad son los efectos de no seguir un protocolo de seguridad que garantice haber cumplido con todas las etapas necesarias de experimentación. El segundo aspecto cuestionable, es el de los elementos y acciones de protección individual, de los cuales he hablado en otras oportunidades. Estos elementos son de obligada aplicación por las normativas impuestas por las autoridades de gobierno. En realidad pocos resultados han dado, porque las estadísticas, aunque de dudosa autenticidad, no son muy alicientes, ya que últimamente van en aumento. Se dice que es por el incumplimiento social, pero si nos circunscribimos al tema de las mascarillas, hay bastante para analizar. Como Inspector de Salud Laboral, actividad que desarrollé durante 28 años, puedo decir que las mascarillas de acuerdo a las circunstancias actuales, sirven para muy poco. Cuando vamos a elegir una mascarilla, tenemos que tener en cuenta, cual es la adecuada para el contaminante al que nos vamos a enfrentar. En este caso se trata de un virus, que puede estar presente en cualquier tipo de entorno (cerrados o abiertos) y que mide aproximadamente entre 70 y 120 nanómetros de diámetro. El nanómetro es la mil millonésima parte de un metro. Por lo tanto, las mascarillas a utilizar, deben ser homologadas y haber pasado por un control de calidad que verifique la capacidad de retención de partículas entre el 90% y el 95%. En el enlace que incluyo a continuación, se explica detalladamente este tema: https://drive.google.com/file/d/1TKQb7ospY2tIBJwc6fihlXmxE5DGxH6f/view?usp=sharing Ahora, hay que tener en cuenta dos aspectos: que en el mercado la oferta de mascarillas es muy variada y por lo general no se asegura la homologación,  más cuando son caseras; y en segundo término, aclaro, que por lo general, en el medio laboral, utilizamos mascarilla cuando vamos a trabajar en un ambiente o situación de riesgo contaminante, o sea, que nos protegemos para que un agente externo no entre en nuestro sistema y eso lo hacemos antes de comenzar el trabajo. En este caso, es casi inevitable que el virus entre en nuestro sistema, aunque sea en pequeñas cantidades y cuando nos ponemos la mascarilla no lo podemos expulsar con la exhalación y con él, bacterias, patógenos y una parte de dióxido de carbono. Todo eso lo volvemos a ingresar a nuestro sistema con la inhalación. Por eso digo y afirmo que las mascarillas sirven para muy poco.  Promover una correcta higiene está bien, pero no a consecuencia de una supuesta pandemia, sino siempre, SIEMPRE buena higiene. Lo lamentable es que aquí, para sacar una estrategia adelante, se haga por imposición, represión y sanción. No le dan las luces para aplicar otras metodologías, que de hacerlo, darían mejores resultados. La concientización a través de una buena educación, sin duda, es mucho más efectiva. Otra medida inapropiada son los confinamientos y las restricciones para ciertas actividades, como la hostelería, que destrozan la economía interna y lleva al cierre de infinidad de pequeñas y medianas empresas. El aislamiento no sirve para nada, porque es imposible aislarse de un virus suelto en el entorno, aunque solo se contagiara de persona a persona. La única manera de neutralizar un virus como el del cual se habla, si es que en realidad existe, es entrenando nuestro sistema inmunitario, fortaleciéndolo   con productos apropiados y exponiéndolo al virus, para que ingrese en nuestro sistema y dichas defensas se acostumbren y lo combatan. Al expulsar cada uno el porcentaje de virus que logró mantenerse, va a ser una porción de virus atenuado, que cuando lo absorbe otra persona, se cumplirá el mismo proceso y así sucesivamente se irá reiterando la acción, formándose un sistema inmune colectivo, que podría hacer a las vacunas totalmente innecesarias, algo que no se quiere permitir porque arruinaría el multimillonario negocio de las farmacéuticas, de los gobiernos involucrados y de las élites que están atrás de todo esto.

Podría seguir evaluando todos los artículos, tal vez lo haga en otro momento, pero ahora voy a ir a la parte más positiva de esta Resolución. Al artículo 7 incisos 7.3.1 al 7.3.5; donde se establece que la vacunación NO es obligatoria. Que cada uno tiene la libertad de elegir vacunarse o no y que no puede ser presionado social, política o de cualquier otra manera para dársela. Se habla de la transparencia de la información a dar y evitar la que sea errónea. En fin, es sorprendente porque en cierta medida se puede catalogar como una leve contramarcha muy aliciente.

Dejo un enlace que clarifica el tema de los PCR; y otro sobre la vacuna ARN mensajero respectivamente:

DOCTOR THOMAS COWAN

https://lbry.tv/@gentsana:2/Pandemia-donde-estan-los-criterios-en-el-Covit-19:b?r=Cyqsc98N8wYGTTccsmBzUvaP4ddyTFde

 

Bióloga Almudena Zaragoza

https://open.lbry.com/@primumnonnocere:c/videoplayback:0

 

 

 

Temas relacionados:

normativa

resolución

edición dos

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web